¡Cumplimos 50 años!

50 años tras el camino emprendido por nuestro fundador D. Vicente Cañada Blanch

Fundador

El 23 de noviembre de 1970 nos constituimos en València como una institución privada, sin ánimo de lucro, dedicada a la cultura y a la transmisión de conocimiento. Bajo los apellidos de nuestro fundador, D. Vicente Cañada Blanch (Burriana, 1900), nacimos con el firme objetivo de ser un apoyo para la sociedad a la hora de aproximar la educación y la cultura.

 

Hoy en día, medio siglo después, Fundación Cañada Blanch constituye un foro de diálogo, de conocimiento y de transmisión de la cultura en todas sus formas y expresiones: desde el arte, la música y la literatura, hasta la filosofía, la economía y el pensamiento científico. Una institución que ha alcanzado su madurez gracias a la construcción de enriquecedoras colaboraciones con otras instituciones, al fortalecimiento de sus relaciones internacionales y al trabajo de su equipo a lo largo de todos estos años.

 

Mantenemos los vínculos con la tierra natal de nuestro fundador (Burriana) y hemos reforzado todavía más los lazos creados por D. Vicente Cañada Blanch en Reino Unido. Mediante ayudas, becas y premios, muchos proyectos -personales y profesionales- han podido llevarse a cabo y revertir finalmente en la sociedad.

 

Somos una institución dinámica y todo lo acometido durante estos 50 años de trayectoria es la prueba gráfica de este constante movimiento como fundación. Los distintos eventos que hemos organizado, y en los que hemos colaborado, siempre han tenido el foco puesto en contribuir a la sociedad desde un prisma reflexivo, cultural y educativo, abierto a todas las generaciones.

 

Otra prueba de nuestro continuo progreso como institución es nuestra adaptación al cambio en estos cincuenta años de recorrido. Entre los cambios más recientes, podríamos destacar el nombramiento de Andrés Rodríguez-Pose como nuevo director del Centro Cañada Blanch y la Cátedra Princesa de Asturias de la London School of Economics and Political Science (LSEPS). Una apuesta contundente y esperanzadora por reforzar nuestros lazos con la LSEPS y abrir el espectro del diálogo a campos como la geografía, la economía y la política social. Además, la adaptación al mundo digital e inmersión en el mundo de las nuevas tecnologías nos ha permitido que nuestra actividad cultural no cese, emprendiendo iniciativas bajo la iniciativa #culturasegura como solución a la etapa de incertidumbre atravesada en 2020.

 

Fundación Cañada Blanch echa la vista atrás para agradecer el apoyo recibido durante todos estos años y coger impulso para seguir trabajando muchos años más. En palabras de su actual presidente, Juan Viña Ribes, este aniversario supone todo un éxito “por haber perdurado y por tener futuro”, un porvenir que pronostica como extenso, en el que sigamos trabajando por ser una institución abierta al mundo, en la que tengan cabida todas las generaciones (jóvenes y mayores) y sea de utilidad para la sociedad.

Compartir