“Es peor ser inactivo físicamente que ser diabético o fumador” afirma la Dra. Mª Carmen Gómez Cabrera

Hablamos sobre la importancia del ejercicio físico

El martes 24 de noviembre tuvo lugar la tercera sesión del Ciclo de Vida Saludable, una iniciativa organizada desde Fundación Cañada Blanch junto con la Real Academia de Medicina de la Comunitat Valenciana, el Ayuntamiento de Valencia y la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana.

 

El Ciclo de Vida Saludable se presenta como charlas breves de 30 minutos con médicos especializados. Un espacio distendido pensado para hablar de salud y bienestar abarcando el aspecto físico, psíquico y social con especialistas en la materia.

 

La Dra. Mª Carmen Gómez Cabrera fue la protagonista de esta tercera sesión, moderada por Paula Sánchez, directora de Fundación Cañada Blanch. La jornada se centró en la importancia del ejercicio físico bajo el título: "¿Cualquiera puede correr una maratón? Ejercicio físico y salud: Cuándo y cómo”.

 

Antes de entrar en detalle, lo primero en lo que incidió la catedrática de fisiología de la Universitat de València fue en la necesidad de distinguir tres conceptos que se suelen confundir habitualmente: actividad física, ejercicio físico y deporte. Así pues, actividad física supone movimientos voluntarios fisiológicos, para hablar de ejercicio físico se necesita de un objetivo o motivación y, por último, el deporte se concibe como ejercicio físico reglado con un cierto componente de competitividad.

 

Aunque hace más de 2.500 años ya se hablaba de los beneficios del ejercicio físico sobre la salud, la Dra. Cabrera comentó que no fue hasta 1953 cuando el profesor Jeremy Morris demuestra la relación entre el ejercicio físico y salud cardiovascular.

 

Hoy en día está más que acreditado que le ejercicio físico tiene un impacto muy positivo en la salud: a nivel cardiovascular, a nivel respiratorio, a nivel sistema nervioso y a nivel de musculatura esquelética. Según los organismos oficiales, para poder considerarnos personas físicamente activas se recomienda practicar un mínimo de 150 minutos a la semana. Aunque, si se persiguen mayores beneficios para la salud, los expertos recomiendan aumentar hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada.

 

En este sentido, Mª Carmen Gómez Cabrera habló sobre la forma de distribuir estos 150 minutos, así como de la intensidad de los ejercicios. Además, ofreció un consejo práctico y sencillo para calcular rápidamente la frecuencia cardíaca máxima a la hora de realizar ejercicio físico, según la edad.

 

La moda de los maratones y otras pruebas físicas intensas, para la doctora no hacen más que evidenciar que se ha perdido el respeto a las distancias y el respeto al entrenamiento. Para Mª Carmen Gómez, “cualquiera puede afrontar una prueba de este estilo si se la prepara muy bien”. Para ello, es importante una buena preparación que conseguirá mejorar paulatinamente nuestra condición física.

 

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta, antes de cursar este tipo de pruebas, es el asesoramiento médico que permite conocer los límites físicos que la persona puede alcanzar sin poner en riesgo su salud. La prescripción de hacer ejercicio físico está casi siempre amparada para todas las personas, aunque tiene que atenderse con cuidado porque también hay contraindicaciones en función de las patologías. No obstante,  según afirmó la profesora Cabrera: “es peor ser inactivo físicamente que ser diabético o fumador”. A fin de cuentas, el riesgo de muerte se puede reducir manteniendo un buen estado físico y el entrenamiento deportivo ayuda a ello.

 

La sesión finalizó con una serie de recomendaciones para animarnos a todos los espectadores a ser un poco más activos y saludables - empezando por el llamado “ejercicio físico oculto” - y con el ánimo de que nunca es tarde para empezar a hacer ejercicio.

Compartir

Galería

1 de 2
2 de 2